Un año más Torroella de Montgrí celebra la Fira de Sant Andreu, una de las ferias más antiguas del municipio y de la provincia de Girona, que este año suma 623 ediciones y que tendrá lugar a finales de noviembre, en concreto el fin de semana del 26 y 27.

Se trata de una feria multisectorial en la que se combinan un conjunto de actividades agrícolas y ganaderas que se complementan con un mostra comercial. Hoy, la gran y variada oferta de la Fira de Sant Andreu incluye una feria comercial y artesana, exposiciones de maquinaria agrícola, vehículos nuevos y de segunda mano junto actividades culturales y lúdicas como la XVII Jornada Técnica de la Poma (manzana) que se celebra desde el año 2000 y que encontrarás en el auditorio del Museu de la Mediterránea.

La XXV Fiesta de los Caballos y los Carruajes tiene también su rincón en la feria, donde habrá un mercado de caballos, paseos en poni y exhibiciones ecuestres, actividades en las que colaboran la “Associació Amics del Cavalls”. O la celebración del XIX Campeonato de Cataluña de Coloms de Raça (palomas de raza).

Una de las actividades que levantan más expectación dentro de la Fira de Sant Andreu, es el esperado Concurso de Gossos d’Atura (perros pastor) de Torroella de Montgrí, que este año celebra su 25 aniversario. Será el domingo 27 de noviembre a las 11h, en el campo de la urbanización Mas Déu, donde podremos disfrutar un año más de la destreza de pastores y perros de excepcional palmarés en este arte. Un concurso que se celebra desde el año 1992 y que junto con la cita de Castellar de n’Hug, son las más importantes del campeonato en Cataluña.

En la 623 edición de la Fira de Sant Andreu, hay espacio también para el recuerdo, un homenaje al oficio de pastor, a todos aquellos hombres y mujeres que han dedicado su vida al cuidado de las ovejas. Hablamos de la XVI Fira en el Record (recuerdo), un proyecto cultural que se centra en la promoción y divulgación del patrimonio cultural, arquitectónico y paisajístico de Torroella de Montgrí.

Dentro de esta Feria, podremos realizar un recorrido por la historia de esta actividad ganadera, muy arraigada durante siglos en este territorio y que está a punto de desaparecer. Lo iniciaremos en el Museu de la Mediterrània con la exposición de “Les cabanes de pedra seca” (cabañas de piedra seca), continuaremos por el Carrer del “safareig” en “Pastures, ovelles i corrals”, conoceremos “La vida de pastor” en Can Ral y “La transhumància” en el Carrer del Mar. En el Museo Palau Solterra veremos la exposición de “Pastors i hisendats” (pastores y hacendados) y acabaremos la visita en la feria artesana con “Els productes derivats” (productos derivados).
Las visitas libres serán de 11 a 14 y de 17 a 20 h., pero por 3€ podrás apuntarte a una visita guiada el sábado y domingo a las 12 h y a las 18 h. Para los niños menores de 11 años, la visita es gratuita. Podrás sacar tus entradas una hora antes de la salida en el Museu de la Mediterrània.

En la multidisciplinar Fira de Sant Andreu, también encontraremos la XI Mostra de Entidades, un conjunto de actividades lúdicas y culturales, talleres y parques infantiles, “Tastets de lectura” o charlas de temática agrícola entre otros.

El año pasado la Fira de Sant Andreu fué visitada por más de 40.000 personas, 4 veces la población del municipio que se vuelca por completo con esta Feria. Sus calles albergan los diferentes puntos de exposición y venta, junto con el Espai Ter donde se ubican las actividades que precisan de espacios más amplios. El horario de la feria es desde las 10 de la mañana hasta las 20h.

Su historia

Finalmente y para conocer su historia, nos remontarnos al año 1393, en el reinado del rey Joan I, momento en que se constituye la feria, hacia el s.XVIII se decide dividir la celebración en dos eventos al año, una cita en verano y otra en invierno, pero será finalmente en el S.XIX cuando la feria se distribuye en cuatro citas anuales; el 15 de mayo – Sant Isidro, el 25 de julio – Sant Jaime , el 21 de Septiembre – Sant Mateo y el 30 de Noviembre – Sant Andrés. Es esta última fecha la que finalmente se consolida como la más relevante y la que se mantiene año tras año.

Durante el s.XIX los habitantes vivían plenamente los días de la feria, aprovechaban para comprar y vender algunos animales, alojarse en las mejores fondas de la población, escuchar las leyendas que explicaban los “cuentacuentos”, comprar útiles para el campo o remedios caseros para enfermedades comunes, darse el gusto con la adquisición de algún capricho o juguete para los más pequeños, como podían ser las deseadas muñecas de cartón … Sin duda en esos años la feria vive su máximo esplendor, una época de gran éxito comercial que contaba con la plena colaboración del pueblo.

Posteriormente y debido a la crisis de finales del s. XX la feria sufre un declive de expositores y participación, como la mayoría de ferias celebradas en ese momento en Cataluña, pero como dicen “las épocas de crisis son la mejor oportunidad para la renovación y mejora”, gracias a esa oportunidad y a base de ingenio y creatividad, la feria renace con una oferta adecuada a la demanda de los visitantes. una amplia oferta cultura, llena de actividades lúdicas para toda la familia.

También te puede interesar...

Descubre y vive el parque natural de Torroella de Montgrí y l’Estartit

Ver más

Punta del Molinet y Cap de la Barra, disfruta de las Islas Medes – miradores de la Costa Brava

Ver más

Museo Palau Solterra – Museo de Fotografía Contemporánea

Ver más

Comparte la Fira de Sant Andreu en tus redes sociales...

Deja una Respuesta