La Costa Brava es uno de los lugares de Cataluña que recibe, año tras año, visitantes de todos los rincones del planeta atraídos principalmente por sus playas y por su oferta turística. Pero esta zona cuenta también con un rico patrimonio cultural, histórico y arquitectónico de gran interés. Un buen ejemplo es el Castillo de Benedormiens, en Castell d’Aro, núcleo que fue el origen de una de las localidades costeras más emblemáticas del Ampurdà: Platja d’Aro.

El castillo se alza en pleno centro de la localidad de Castell d’Aro, junto a la Iglesia. Por su interés cultural e histórico, el municipio fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Cataluña desde 1996. No hay certeza sobre el origen del nombre de Benedormients aunque los historiadores lo relacionan con un origen árabe o quizás con un vocablo medieval.

Las primeras referencias al Castell de Benedormiens se remontan al año 1041. Se cree que el castillo se construyó pocos años antes para proteger el valle de Aro de las invasiones musulmanas y su propiedad fue pasando por diferentes familias de la nobleza catalana e incluso fue cedido un tiempo al monasterio benedictino de Sant Feliu de Guíxols.

En 1462 sufrió un incendio como consecuencia de la guerra de los Remensas, una revuelta popular de los campesinos contra la nobleza. En el siglo XVII pasa a manos de la corona y en el año 1879 sufrió daños considerables debido a otro incendio. En 1970 se inició la total restauración que consiguió recuperar el castillo para la localidad, siendo ahora de propiedad municipal. A pesar de las renovaciones, el edificio mantiene su encanto medieval y tiene un gran atractivo para los visitantes.

Las diferentes excavaciones han ido descubriendo elementos interesantes en relación al uso del castillo, desde estructuras de tipo industrial relacionadas con la metalurgia hasta el foso excavado en la roca natural con funciones defensivas, sin olvidar la función de palacio o residencia así como fortificación militar.

En la actualidad el Castillo de Benedormiens es la sede de numerosas exposiciones y acontecimientos del municipio, convirtiéndose así en centro de la vida cultural de Castell d’Aro. El espacio actual dispone de cinco salas habilitadas para diferentes usos y que llevan los nombres de personajes históricos relacionados con el castillo.

Por todo ello, el Castillo de Benedormiens es una parada muy recomendada para los visitantes de la zona de Plata d’Aro que quieran conocer algo más de su rico patrimonio histórico. Además de descubrir una edificación medieval excelentemente restaurada, su disposición como punto central del pueblo ayuda a entender cómo se formaban los núcleos medievales. Paseando por las calles adyacentes uno tiene la sensación de estar más cerca de la historia y es una oportunidad única de conocer un conjunto histórico y arquitectónico excepcional.

¿Dónde está el Castillo de Benedormiens?

Puedes encontrarlo en la Plaza Santa María, s/n, 17249 Castell-Platja d’Aro, Girona

También te puede interesar...

Bautizos de buceo en la Costa Brava

Bautizo de buceo en la Costa Brava. La increíble experiencia de la primera vez. Tener la ocasión de iniciarse en el submarinismo en la Costa Brava es, sin duda, una experiencia única. Descubrir la sensación de respirar bajo el agua...
Continuar

Alquiler de barcos en la Costa Brava

Una embarcación para disfrutar del mar, los deportes acuáticos y el maravilloso entorno, es una de las formas más solicitadas para vivir la Costa Brava de una forma plena, intensa y sobre todo muy divertida. De forma individual, en pareja,...
Continuar

Cantada de habaneras de Calella, en el 2017 por partida doble

El próximo 1 de julio y primer sábado del mes, se celebrará como viene siendo habitual, la 51a Cantada d’ Havaneres de Calella, que tras cumplir medio siglo el pasado año, sigue siendo el encuentro de referencia, y uno de...
Continuar

Comparte el Castell de Benedormiens en tus redes sociales...

Deja una Respuesta