Aprovechando vuestra visita al blanco y bonito pueblo de Cadaqués, os animamos a recorrer esta ruta que os llevará hasta el Faro de Cala Nans. Nuestro paseo se inicia en el núcleo central de Cadaqués, es una excursión muy amena y apta para toda la familia que se puede realizar en una salida de medio día, ya que el trayecto de ida y vuelta son unos 6 kilómetros.
El recorrido transcurre por el camino de ronda, inicialmente por zona asfaltada y más tarde por un sendero de piedras que bordea el litoral y pasa por diferentes calas. Este camino nos ofrece fantásticas vistas de la bahía de Cadaqués y de su famosa silueta. Recomendamos llevar un calzado cómodo y óptimo para terreno de piedras, protección solar y suficiente agua para hidratarse.

El recorrido de hoy nos llevará desde el extremo sur de la bahía de Palamós, junto a la urbanización Torre Valentina, de Sant Antoni de Calonge, hasta la primera cala de Plajta d’Aro, la preciosa Cala Belladona.

El trayecto es fácil, con algunos tramos bien acondicionados, protegidos con barandillas y escaleras bastante cómodas, otros tramos, se muestran mimetizados con el entorno natural que visitamos. En total resultan algo más de 4 km. de ida y vuelta, aproximadamente unos 90 minutos, en los que gozaremos de preciosas vistas y de calas con impresionantes vistas, calificadas por muchos como una de las zonas más bellas del litoral de la Costa Brava.

El 3º tramo de caminos de ronda que os proponemos recorrer, en el municipio indiano de Begur, transcurre en el sur de la localidad, desde la Platja Fonda a la plajta de Aiguablava. El trayecto tiene un recorrido de unos casi 5 km de ida y vuelta, con un tiempo aproximado de unos 40 minutos de ida y otros tanto de vuelta. Eso sí, tendréis que tener las piernas en forma porque el camino es exigente debido a los distintos tramos de escaleras que hayaremos.

Siguiendo por la carretera hacia el sur de Begur, en dirección a la Playa de Sa Tuna, sigue los indicadores que giran a la izquierda ante el rótulo de Cala Aiguafreda, encontrarás un parking de pago los meses de verano donde podrás dejar el coche y descender hasta la cala.
Nuestro camino de ronda comienza en esta cala que tiene una rampa de botadura por la que salen al mar las barcas y lanchas motoras en la época estival y en la que se alojan, perfectamente alineadas, más de 150 embarcaciones en la temporada de verano.

Iniciaremos el trayecto en la Platja del Racó, podremos dejar el coche cerca de la playa, en una calle sin salida donde podrás aparcar, y bajar por unas escaleras estrechas. La Platja del Racó es una playa extensa de arena fina, localizada en el extremo sur de una de las bahías más largas de la Costa Brava, que acoge a los Aiguamolls de l’Empordà y que se extiende hasta el puerto de l’Estartit, desde esta cala las vista al conjunto de islotes que forman las Islas Medas es excelente.

Queremos proponerte una ruta de aproximadamente dos horas, una de ida y otra de vuelta, partiendo del puerto deportivo de Colera hasta la Playa del Garbet. Es un recorrido de baja dificultad que se puede hacer perfectamente con niños, y si se desea, echar una toalla y algo de comer para acabar pasando la mañana en, la estupenda y protegida de los vientos, playa de El Garbet.

La ruta que hoy os proponemos es bien distinta de las anteriores publicadas, dejamos los caminos de ronda bien acondicionados, para aventurarnos en un recorrido de baja-media dificultad, aproximadamente 8 km. ida y vuelta, unas 3 horas, por el bellísimo Espacio Natural Castell – Cap Roig.
Este entorno, entre las localidades de Palamós, Calella de Palafrugell y Montràs, tiene un gran valor paisajístico, ya que permite contemplar calas vírgenes, camufladas entre pinos y rocas. Además, apreciaremos una mezcla de especiales olores, gracias a la proximidad del mar y a los pinos del entorno natural.

El recorrido que hoy os proponemos se desarrolla a lo largo de la localidad de Palamós, su dificultad es baja, tan sólo hay algún punto donde el terreno se torna un poco más difícil, pero es posible hacerlo en familia.
El recorrido es de aproximadamente 6 km de ida y vuelta, 50 minutos la ída y otros tantos la vuelta. Durante el trayecto encontraremos diversos puntos donde podremos parar a descansar y protegernos del sol, incluso extender el mantel y almorzar en medio de la naturaleza.

Hoy comenzaremos por una cómoda ruta, la que une la Playa de Sant Pol de Sant Feliu de Guíxols con la Playa de Sa Conca en S’Agaró, son aproximadente 4 Km (ida y vuelta) en una ruta lineal. Se trata de uno de los tramos del camino de ronda mejor adaptados, apto para toda la familia, reacondicionado por el arquitecto Rafel Masó en el año 1916 en un estilo novecentista.