Todos buscamos vivir experiencias únicas y originales y la Costa Brava es un lugar ideal para llevarlas a cabo. Nadar en fondos marinos increíbles, con una variada fauna marina gracias a las Vías Bravas, pedalear entre montañas y antiguos caminos a través de las Vías Verdes o descubrir rincones escondidos entre calas y playas de este escarpado e increíble litoral por los Caminos de ronda, nos dan la oportunidad de disfrutar de unas sensaciones irrepetibles que no olvidaremos.

Porque no es necesario batir récords ni realizar hazañas épicas para experimentar nuevas sensaciones, basta con disfrutar del silencio, el aire limpio, el calor del sol o los aromas del campo, en un momento escogido para perderse y sacar tu espíritu viajero. Lo único importante es escoger la compañía idónea para tu pequeño viaje, elegir la ruta adecuada, olvidarse del reloj y saborear cada instante.

El municipio de El Port de la Selva, está situado al norte del Cap de de Creus, a unos 33 km. de Figueres y a 70 km. de Girona, lo encontramos rodeado por las poblaciones vecinas de Llançà, Vilajuïga, Pau, Palau-saverdera, Roses y Cadaqués.
Se extiende frente al mar con sus bonitas casas blancas de arquitectura marinera que destacan frente a los colores azules del mar, el verde de las montañas, y los ocres y terrosos de las viñas, entre los que despunta el campanario de la Iglesia de Santa Maria de les Nieves.

Blanes es un destino turístico muy ligado a la pesca. Vive y se desarrolla a lo largo de sus 4 km. de costa, donde encontramos playas extensas, de arena blanca de extraordinaria calidad, y donde es posible practicar todo tipo de deportes náuticos y disfrutar del mar Mediterráneo en toda su plenitud. A continuación recorreremos sus mejores playas, así que síguenos muy de cerca para no perderte ningún detalle.

El Parc Natural del Aiguamolls de l’Empordà es por extensión, la segunda zona húmeda de Cataluña y está formada por estanques y prados anegados por los ríos Muga al norte y Fluvià al sur. Tiene una superficie de 4.866 hectáreas, entre las que se incluyen 859 de reservas naturales integrales y parciales, convirtiendo al parque en un lugar privilegiado para la fauna y en particular para las aves acuáticas.

Red Costa Brava dispone de una gran comunidad de usuarios que nos permite descubrir nuevos sitios y eventos en la Costa Brava. Fruto de esta actividad nos gustaría destacar aquellos establecimientos y sitios de interés que, en diferentes categorías, han destacado por su calidad, originalidad y tipo de oferta.

Para seleccionar los más destacados utilizamos diferentes criterios, el volumen de visitas recibidas, el total de recomendaciones enviadas por nuestros usuarios, la actividad en nuestras redes sociales y la cantidad de búsquedas en las herramientas de recomendación de Red Costa Brava. Es por tanto una lista de de establecimientos y sitios de interés que por su calidad, y según nuestros usuarios, representan a una zona de inmenso potencial como es la Costa Brava.

Te proponemos la práctica del ecoturismo en la Costa Brava, descubre el patrimonio natural y sus valores de manera sostenible, contribuye en la preservación del entorno y en el desarrollo y beneficio de las comunidades locales. Los beneficios del ecoturismo son muchos, tanto para nosotros y como para el entorno. Además de disfrutar, descubrimos y conocemos como son los espacios naturales y tomamos consciencia de la obligación de respetarlos.

Nuestras visitas aportan una ayuda económica que se destinará a tareas de conservación de los espacios naturales y a mejorar la calidad de vida de los municipios, colabora en la creación de puestos de trabajo y favorece el crecimiento de las empresas locales.

El ecoturismo sigue siendo una actividad turística, pero se practica en grupos pequeños para reducir su impacto y siguiendo las regulaciones que rigen cada uno de los espacios naturales, teniendo muy en cuenta el respeto por las culturas locales.

Dejamos atrás un 2018, en el que en Red Costa Brava hemos continuado descubriendo rincones únicos de nuestro maravilloso territorio, junto a historías de personajes destacados, que nos ayudan a entender el carácter tan especial de la Costa Brava y, por supuesto, recomendando eventos culturales y sociales, que nos permiten vivir y descubrir, una zona con tanto que ofrecer y potencial.

Antes de meternos de lleno en un 2019, repleto de oportunidades y novedades, en el que seguiremos ofreciéndote nuestra visión de la Costa Brava, nos gustaría presentar cuáles fueron los contenidos más buscados y comentados, por nuestros usuarios, algunos son sorprendentes y otros claramente reveladores de los gustos de todos aquellos que amamos y disfrutamos de la Costa Brava.

En las Costa Brava sur, en la localidad de Blanes y sobre una montaña, a poco más de 170 metros de altura sobre el nivel del mar, encontramos el Castillo de Sant Joan, también conocido como Castillo de Forcadell. Junto al castillo también podremos disfrutar de la Ermita de Sant Joan.

El promontorio fue utilizado como punto de vigía desde época ibérica y el conjunto arquitectónico, se considera medieval. Construido como baluarte defensivo y de vigía frente a los ataques piratas, estaba formado por un recinto amurallado de 23 metros de ancho por 34 de largo, destacando su torre de base cilíndrica y unos 15 metros de altura.

Os proponemos una visita por Pals, uno bello pueblo medieval del Baix Empordà situado sobre la cima del Puig Aspre, donde se divisa una de las panorámicas más bellas del Empordanet, especialmente si visitamos el Mirador d’en Josep Plà.
El mirador, que toma el nombre del famoso escritor palafrugellense, está situado en la Casa Museu Ca la Pruna, en este punto se puede observar la llanura empurdanesa en toda su extensión, terrenos de cultivo, arrozales, el macizo del Montgrí y las Illes Medes de fondo.

Ya se conocen cuáles son las nuevas Estrellas Michelín 2019 tras la celebración de la décima edición de la Gala Guía Michelin España y Portugal 2019 que tuvo lugar el pasado 21 de noviembre en el Pavilhão Carlos Lopes de Lisboa, en la que ha resultado condecorada como capital gastronómica Barcelona con un total de 31 Estrella Michelín.

El deseado “macaron” es el premio que reconoce a los restaurantes por la calidad de su cocina, su atención y su servicio. Conseguir uno, es pasar a formar parte de una exquisita lista, la “creme de la creme” de los restaurantes. Este reconocimiento no sólo repercute en el establecimiento destacado y su chef, sino también en el turismo local, a hoteles, bares, museos, tiendas… el turista gastronómico, atraído por el restaurante Estrella Michelín, aprovecha también otros recursos locales, por lo que la importancia del impacto de estos premios es considerable, muy a tener en cuenta.

Bajo el faro del Cap de Creus, encontramos un accidente geográfico formado por la erosión del mar sobre la roca, que es al mismo tiempo un regalo para el paisaje y un elemento curioso. La Cova de l’Infern o de s’Infern, es una cueva marina, un pasadizo o túnel , ya que está abierto al mar por dos lados, que ofrece una estampa impresionante, como su nombre, que parece ser se debe al color rojizo en el que se torna el agua de su interior con los primeros rayos de sol del amanecer, simulando una “puerta al infierno”.

La localidad de Roses cuenta con un litoral lleno de contrastes, enmarcado dentro del Parque Natural del Cap de Creus que ofrece siluetas caprichosas con acantilados escarpados, rodeados de paisajes naturales con abundante vegetación y aguas transparentes de un color azul intenso que enamora a todos, pero especialmente a los amantes del snorkel y el submarinismo.

Las playas que encontramos en Roses son por tanto muy variadas, playas de arena fina, otras de más gruesa, algunas ideales para disfrutar en familia cercanas al centro o aquellas otras más alejadas para los que buscan intimidad y tranquilidad. Todas ellas están certificadas con un Sistema de Gestión Medioambiental que garantiza la calidad de su arena, aguas y servicios.

Nos vigila desde lo alto del Massís del Montgrí, siempre presente en el horizonte de la plana del Baix Empordà y muy próximo a la costa, por supuesto estamos hablando del Castell de Montgrí, también conocido como Castell de Torroella de Montgrí o de Castell de Santa Caterina, protagonista de numerosas historias y leyendas, ademas de destino en rutas de senderistas para muchos visitantes cada año.
Se trata de una fortificación militar que empezó a construir Bernat de Llevià, vecino de Torroella de Montgrí, en 1294 por orden del rey Jaume II “el Justo” para que fuese un punto de control ante los ataques de Ponç V, conde de Empúries. Para llevar a cabo su edificación se contó con las rentas reales de Torroella y un impuesto sobre los bueyes de Ullà y Albons, pero el castillo no llegó nunca a completarse, ya que las obras se interrumpieron en 1301 debido a la consolidación del poder del condado de Barcelona sobre el de Empúries.

Los Caminos de Ronda son los senderos que transcurren a lo largo del litoral de la Costa Brava, desde Blanes a Portbou. Estos itinerarios permiten comunicar las diferentes poblaciones situadas a lo largo de la zona costera y nos dan la posibilidad de conocer y descubrir nuevos rincones de la Costa Brava. Os indicamos los mejores caminos de ronda de la Costa Brava con diferentes niveles de intensidad, la mayoría de ellos siguen la ruta GR92, por lo que es posible comenzar o finalizar en cualquier punto del recorrido, todo dependerá de vuestras ganas y preparación. Sobretodo no olvidéis llevar calzado adecuado, protección solar y líquidos para mantener la hidratación.

Si viajas en familia y buscas actividades para tus vacaciones con niños, es importante elegir un destino en el que los pequeños se diviertan a lo grande y podamos estar tranquilos. Sin duda en la época estival, con la llegada de las vacaciones, uno de los lugares preferidos de nuestros pequeños protagonistas, son las playas, por eso hoy queremos recomendarosl las mejores playas de la Costa Brava para ir con niños.

La localidad de Sant Feliu de Guíxols está situada entre Santa Cristina d’Aro y Castell-Plajta d’Aro, aunque antiguamente fue uno de los principales centros de la industria del corcho del Baix Empordà, su principal actividad es actualmente el turismo.
Entre muchos de los encantos que sus visitantes encuentran en el municipio; festivales musicales como el Porta Ferrada, museos y gastronomía, se encuentran sus diversas y magníficas playas.
Hoy hacemos un recorrido por las mejores playas y calas de Sant Feliu de Guíxols, tomando en cuenta su morfología y acceso.

Con la llegada del buen tiempo, cuando nos disponemos a disfrutar de las mejores playas de la Costa Brava, para descansar del sol, entre baño y baño, nos encanta buscar un chiringuito o xiringuito, donde comer una buena paella u otras delicias playeras, refrescarnos con alguna bebida y disfrutar con las vistas del mar.

Pocos placeres del verano nos atraen más, pero es que además en la Costa Brava, la oferta de chiringuitos sabe aprovechar un paisaje único, una oferta culinaria original y un conjunto de propuestas innovadoras, para ofrecer alternativas de ocio y gastronomía que te recomendamos visitar.

Si una día te acercas a pasear por el Passeig de Riells de l’Escala no te sorprendas si, contemplando inmóvil el atardecer de esta parte de la Costa Brava, sentado sobre un muro de piedra, reconoces a un protagonista literario mundialmente famoso, nos referimos al Petit Príncep o Principito.
Hace unos años, este personaje del libro infantil del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, traducido a más de 40 idiomas, aterrizó en esta playa del Alt Empordà, un pequeño homenaje para conmemorar el 70 aniversario de la genial obra literaria y regalarnos una sonrisa.

En el Alt Empordà, en el sureste de la península del Cap de Creus, encontramos un paraje de gran belleza, una lengua de tierra que entra en el Mediterraneo aproximadamente 2 km, el Cap Norfeu. Pertenece al municipio de Roses y forma una estrecha península que cierra el Golfo de Roses, separando las magníficas playas de Cala Montjoi y Cala Joncols.
Forma parte del Parque Natural del Cap de Creus y es una zona bajo protección integral, terrestre y marina, por la riqueza natural del paraje y del medio submarino.

Hoteles con encanto Costa Brava. Playas de arena dorada. Calas de agua turquesa. Senderos con olor a pino y vistas al mar. La Costa Brava condensa toda la esencia del Mediterráneo, en sólo 150 kilómetros de litoral, y la mejor manera para disfrutar de este paraíso terrenal es alojarse en alguno de sus hoteles. La Costa Brava tiene establecimientos a la altura de su calidad paisajística y con una variedad que encajará en todos los gustos. Small boutique hotels, hoteles curiosos y románticos, casas rurales con encanto, habitaciones de ensueño, … la oferta es muy variada y seguro que apreciarás nuestras pistas para acertar en tu selección.

La localidad de Madremanya, perteneciente a la comarca del Gironès, guarda todo el encanto de los pueblos medievales del Empordà a los que suma su carácter rural y la proximidad de los bosques de encinas y alcornoques del macizo de les Gavarres.

Este bello pueblo está situado en el extremo este de la comarca del Gironés y limita con el Baix Empordà, llegaremos a él por la carretera GIV-6701, junto los pueblos de Bordils y Corçà, y muy próximo a otros pueblos medievales con encanto como Monells, La Pera, Púbol o Sant Martí Vell.

Del municipio salen también diversas carreteras y caminos que conducen a otros núcleos como Millàs, Pedró, Vilers, Mas Torrent o la Pera y también la ruta que asciende al Santuari dels Àngels, conocido por ser el lugar donde contrajeron nupcias el genio Salvador Dalí y Gala.

El interés por las excursiones de pesca en la Costa Brava, incrementa cada año, sin duda por la belleza de la zona y la gran variedad de especies y vida marina. Siempre respetando las vedas, especies adecuadas y tamaño, los aficionados a esta actividad encontrarán jornadas de pesca inolvidables en la zona.
Distintas localidades de la Costa Brava, como Blanes, Palamós, Sant Feliu de Guixols, Begur, Estartit, Roses o Cadaqués, entre otras muchas, ofrecen servicios de salidas de pesca pesca profesionales que unidos a su gran oferta turística, los convierten en destinos favoritos de muchos que buscan la aventura de la pesca en mar y aprovechar para realizar visitas a playas, calas, miradores, caminos de ronda y otras muchas opciones que ofrecen la zona.

El 8 de agosto de 1958 en la pequeña ermita de Nuestra Señora de los Ángeles o Santuario dels Àngels, se celebró en secreto una boda muy especial, tras años de relación, Dalí y Helena Diakonova, más conocida por Gala (nombre que en ruso significa monaguillo) buscaron la intimidad y alejarse de la que podría haber sido la boda más mediática de la época. Sin publicidad ni intromisiones, buscaron un lugar alejado, que es, al mismo tiempo, un mirador increíble del Baix Empordà y Alt Empordà.

El buceo en pecios de la Costa Brava, es una de las experiencias más interesantes en las inmersiones de la zona. Siempre respetando las titulaciones necesarias y las capacidades de cada uno, bucear entre estructuras de acero, madera o hierro, ofrece paisajes submarinos únicos, asimilados por la flora y fauna marina en un nuevo entorno influenciado por la historia del barco hundido.
Hablamos de inmersiones marcadas por la situación del objetivo, por lo que las condiciones y profundidad son muy variables, existen algunas practicables incluso por los buceadores menos expertos, pero en su mayoría hablamos de inmersiones muy técnicas como por ejemplo el pecio “Saint Prosper”.

Practicar snorkel o snorkeling en las calas de la Costa Brava permite disfrutar de la increíble belleza de sus fondos submarinos repletos de una variada fauna y flora, introducirnos en un mundo en constante movimiento, con increíbles sorpresas en forma de vida animal, casi en cada rincón que observamos.

El municipio de Platja d’Aro, uno de los principales núcleos turísticos de la Costa Brava, tiene todo lo necesario para garantizar diversión y calidad de servicio en nuestras escapadas de fin de semana y las esperadas vacaciones. Uno de sus principales reclamos es la gran diversidad de playas que su costa nos ofrece; playas rocosas o de arena fina, playas infinitas, amplias, que cuentan con todos los servicios y numerosas actividades acuáticas o playas minúsculas donde la intimidad es su mayor tesoro.

Las barracas de pescadores o “botigues” forman parte del Inventario del patrimonio marítimo y pesquero de la Costa Brava, son el testimonio de una relación entre el ser humano y el mar, patrimonio cultural expresado en forma de espacios y edificios. Se trata de construcciones levantadas junto al mar, que construían las cofradías o los municipios y que se utilizaban como refugio de pescadores o como almacenes para guardar las barcas, las redes y los utensilios de pesca.

Situado sobre uno de los acantilados más impresionantes de la Costa Brava, a 156 metros sobre el nivel del mar, en el cabo de Sant Sebastià de Palafrugell, encontramos el Conjunto Monumental de Sant Sebastià de la Guarda, un interesante conjunto monumental con más de 2600 años de historia y una variedad de edificios en los que podemos apreciar la evolución que este espacio ha sufrido a lo largo de los años, provocado por los cambios históricos, religiosos, sociales y culturales.

Sant Feliu de Guíxols dispone de enclaves que son auténticos paraísos para los submarinistas y que ahora se verán favorecidos con la creación de dos nuevas Zonas Marinas para el Bioconocimiento. Estas demarcaciones recibirán un cuidado especial, gestionadas por el Municipio a través de acuerdos de Custodia Marítima y con la participación activa de toda la sociedad.

Para los amantes de la historia medieval y antigua, y los caminantes de antiguas zonas de piedra, esta es una experiencia turística casi obligada. La Vila Vella de Tossa de Mar, es un recinto declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931, único símbolo de una población medieval amurallada en la costa catalana. Una fortificación que ha sufrido ataques, reconstrucciones y remodelaciones, caídas y épocas de máximo esplendor.

En la Costa Brava, conocer cuál es el vínculo que nos une con el mar y la tierra, la herencia de nuestros antecesores y la evolución que nos ha traído hasta nuestros días, es una tarea de obligado cumplimiento para todos los que amamos esta increíble parte de Girona. Por suerte, la Xarxa de Museus de la Costa Brava – Red de Museos de la Costa Brava, nos facilita el acceso a información interesante, sorprendente y necesaria.