Hace 25 años, el 3 de marzo de 1993, la administración catalana decidió proteger el espacio marino de la costa de Begur comprendido entre el Cap Negre y el Pa de Pessic, zona conocida como Ses Negres, con un objetivo claro, disminuir el impacto de la presión humana sobre los ecosistemas y la biodiversidad marina, especialmente con la llegada masiva de turismo.
La Reserva Marina de Ses Negres, es una zona muy rica en fauna y flora, área preferente de cría de gran cantidad de especies. Su protección permite la preservar la biodiversidad, repoblar zonas adyacentes, beneficiar la pesca artesanal de la zona y ofrecer un espacio donde realizar estudios científicos y técnicos sobre los ecosistemas marinos.

Entre los numerosos atractivos de Begur está la posibilidad de realizar inmersiones de submarinismo adaptadas a todos los niveles, desde los que buscan una iniciación o bautizo de buceo, hasta los más expertos que buscan paisajes submarinos repletos de vida y con configuraciones espectaculares. Entre las distintas inmersiones que se pueden hacer en la zona podemos destacar…

El 3º tramo de caminos de ronda que os proponemos recorrer, en el municipio indiano de Begur, transcurre en el sur de la localidad, desde la Platja Fonda a la plajta de Aiguablava. El trayecto tiene un recorrido de unos casi 5 km de ida y vuelta, con un tiempo aproximado de unos 40 minutos de ida y otros tanto de vuelta. Eso sí, tendréis que tener las piernas en forma porque el camino es exigente debido a los distintos tramos de escaleras que hayaremos.

Siguiendo por la carretera hacia el sur de Begur, en dirección a la Playa de Sa Tuna, sigue los indicadores que giran a la izquierda ante el rótulo de Cala Aiguafreda, encontrarás un parking de pago los meses de verano donde podrás dejar el coche y descender hasta la cala.
Nuestro camino de ronda comienza en esta cala que tiene una rampa de botadura por la que salen al mar las barcas y lanchas motoras en la época estival y en la que se alojan, perfectamente alineadas, más de 150 embarcaciones en la temporada de verano.

Iniciaremos el trayecto en la Platja del Racó, podremos dejar el coche cerca de la playa, en una calle sin salida donde podrás aparcar, y bajar por unas escaleras estrechas. La Platja del Racó es una playa extensa de arena fina, localizada en el extremo sur de una de las bahías más largas de la Costa Brava, que acoge a los Aiguamolls de l’Empordà y que se extiende hasta el puerto de l’Estartit, desde esta cala las vista al conjunto de islotes que forman las Islas Medas es excelente.

La Costa Brava hace honor a su nombre en uno de los municipios más bonitos del Baix Empordà, Begur. Esta pequeña localidad de Girona, cuenta con un litoral de enorme belleza donde se combinan a la perfección 8 de las mejores calas y playas con rocas abruptas, bosques de abundante vegetación y unas frías pero maravillosas aguas cristalinas con fondos submarinos de gran riqueza.