El Museo de la Pesca de Palamós tiene como uno de sus objetivos principales el de mostrar a la sociedad en general, la vida y la importancia de la pesca en el Mediterráneo, funcionando de esta manera como una especie de punto de encuentro cultural. Un espacio en el que se juntan las distintas vertientes de la pesca, ya sea por su importancia económica, como fuente de alimento o por el arraigo en la cultura y arte mediterráneo; un lugar en el que el mar y sus protagonistas son el foco de atención.

Practicar snorkel o snorkeling en las calas de la Costa Brava permite disfrutar de la increíble belleza de sus fondos submarinos repletos de una variada fauna y flora, introducirnos en un mundo en constante movimiento, con increíbles sorpresas en forma de vida animal, casi en cada rincón que observamos.

Iniciaremos el trayecto en la Platja del Racó, podremos dejar el coche cerca de la playa, en una calle sin salida donde podrás aparcar, y bajar por unas escaleras estrechas. La Platja del Racó es una playa extensa de arena fina, localizada en el extremo sur de una de las bahías más largas de la Costa Brava, que acoge a los Aiguamolls de l’Empordà y que se extiende hasta el puerto de l’Estartit, desde esta cala las vista al conjunto de islotes que forman las Islas Medas es excelente.

Uno de los reclamos de los visitantes a Palamós que acuden a este litoral de la Costa Brava, son las playas y calas por las que esta costa recibe dicho nombre. Muchas de ellas están perfectamente enlazadas gracias a un camino de ronda, del que encontraremos a menudo señalización, donde se nos marca la dirección y el tiempo estimado hasta nuestro próximo destino.

La Costa Brava hace honor a su nombre en uno de los municipios más bonitos del Baix Empordà, Begur. Esta pequeña localidad de Girona, cuenta con un litoral de enorme belleza donde se combinan a la perfección 8 de las mejores calas y playas con rocas abruptas, bosques de abundante vegetación y unas frías pero maravillosas aguas cristalinas con fondos submarinos de gran riqueza.