El municipio de Platja d’Aro, uno de los principales núcleos turísticos de la Costa Brava, tiene todo lo necesario para garantizar diversión y calidad de servicio en nuestras escapadas de fin de semana y las esperadas vacaciones. Uno de sus principales reclamos es la gran diversidad de playas que su costa nos ofrece; playas rocosas o de arena fina, playas infinitas, amplias, que cuentan con todos los servicios y numerosas actividades acuáticas o playas minúsculas donde la intimidad es su mayor tesoro.

La Costa Brava es uno de los lugares de Cataluña que recibe, año tras año, visitantes de todos los rincones del planeta atraídos principalmente por sus playas y por su oferta turística. Pero esta zona cuenta también con un rico patrimonio cultural, histórico y arquitectónico de gran interés. Un buen ejemplo es el Castillo de Benedormiens, en Castell d’Aro, núcleo que fue el origen de una de las localidades costeras más emblemáticas del Ampurdà: Platja d’Aro.

La Casa Mágica es el primer museo de la magia del territorio español, además de ser el más grande del mundo dedicado al arte del ilusionismo. Se encuentra en el municipio de Santa Cristina d’ Aro, en una masia catalana del año 1850, la Casa Roca, donde a través de sus distintas salas iremos descubriendo una importante colección de magia, numerosos objetos curiosos, antigüedades, autómatas, pinturas, fotografías, recuerdos y un gran número de premios obtenidos por su fundador, Xavier Sala i Costa, conocido internacionalmente como el Mago “Xevi”.