El aceite de l’Empordà ya tiene oficialmente su Denominación de Orígen Protegida –DOP–. Finalmente la Comisión Europea ha decidido registrar este preciado manjar mediterráneo en el listado de productos de calidad, como en su tiempo ya hizo con el pan de payés o el aceite de Siurana entre muchos otros.Bruselas considera que la riqueza y propiedades de «l’olí de l’Empordà» se deben exclusivamente al medio geográfico al que pertenece, principalmente a las comarcas de l’Alt i Baix Empordà, 5 municipios del Gironès y 3 del Pla de l’Estany, aunque no podemos olividar que antiguamente este cultivo también abarcaba las comarcas de la Selva hasta las cumbres del Montseny y de la Garrotxa hasta el pié del risco de Castellfollit de la Roca.

Por este motivo la certificación impulsada por el departamento de Agricultura, Alimentación y Acción Rural de la Generalitat de Catalunya , avala el esfuerzo de los agricultores y propietarios de las almazaras de aceite, otorgándoles un sello que reconozca su origen único.

El de l’Empordà es un aceite virgen extra equilibrado de gusto afrutado e intensidad media. Su aspecto es limpio con aromas que van del hinojo a las almendras, y se elabora en base a tres variedades específicas de la zona: Argudell, Corivell , Verdal –Llei de Cadaqués– y Arbequina.

Las dos primeras tienen un toque amargo e intenso y se adaptan perfectamente a las condiciones climáticas de la región. Por eso son las variedades más utilizadas por los productores ampurdaneses. La variedad Llei de Cadaqués en cambio, da al aceite un gusto afrutado, maduro y un poco picante. Desde hace unos 20 años además, los agricultores han añadido también la variedad Arbequina con excelentes resultados.

Tenemos que remontarnos 2000 años atrás, a final de la Edad de Bronce, cuando encontramos las primeras muestras de olivos en la zona de l’ Empordà, aunque fueron los griegos en el s. VI a.C, quienes tras introducirse en la península desde las colonias de Empuries y Roses, cultivaron y destinaron esfuerzos a la producción del aceite. Posteriormente los romanos mantuvieron sus tierras de cultivo y gracias a la consolidación de los monjes benedictinos, se ha mantenido una extensión de más de 2.000 hectáreas de olivas y una producción de aceites de calidad.

El aceite de l’Empordà debe parte de su singularidad al clima y al terreno. Los olivos crecen en suelos pobres de las sierras de l’Albera, Rodes, Montgrí y Gavarres, y la proximidad de los Pirineos y del Mar Mediterráneo da a la región unos inviernos y veranos suaves. Pero es la Tramuntana, el viento del norte, el elemento diferenciador que influye en el sabor. La producción de aceite tiene además una larga tradición.

Según el Consejo Regulador de la DOP Oli de l’Empordà, el aceite se produce, transforma y elabora íntegramente en los municipios de Agullana, Espolla, Garriguella, Pau, Roses, Cabanes, Torroella de Fluvià, Esponellà, Ventalló y Forallac. Ahora la província de Girona cuenta con un producto de calidad reconocido con una de las distinciones alimentarias más prestigiosas, pero no es el único. Desde hace tiempo la manzana de Girona –Poma de Girona– está registrada con una Indicación Geográfica Protegida –IGP–, certificado que reconoce la estrecha vinculación de este fruto a su zona geográfica.

Anualmente, unos 500 “pagases” producen alrededor de 4 millones y medio de Kg de aceitunas, que en sus 5 almazaras transforman en 800 mil kg de aceite DO Empordà.

Algunas de las bodegas de la zona que además de sus vinos DO Empordà, destinan parte de su producción al aceite son:

El Celler La Vinyeta, de Mollet de Peralada, recuperó en el 2003, una olivera mágica y centenaria conocida como el Olivar Fosc (olivar oscuro) debido a su falta de luz solar. Una plantación de oliveras de la variedad autóctona de l’Empordà , l’Argudell. De sabor intenso y afrutado aporta un interesante sabor amargo dejando un ligero pico en la boca.
O la familia Ylla, que lleva más de 135 años dedicados el mundo del aceite, que le ha llevado a ser la primera empresa de Girona en envasar su propio aceite virgen extra.

Si quieres conocer de cerca este cultivo, no puedes perderte la Feria anual del Aceite y la Olivera que se celebra en el municipio de Espolla en el mes de Enero.

También te puede interesar ...

Comparte esta noticia en tus redes sociales ...

Deja una Respuesta