El Ecomuseu-Farinera tiene como principal objetivo, la conservación y difusión del patrimonio industrial harinero del municipio de Castelló d’Empúries. Una actividad que se viene desarrollando en esta población desde la época medieval. Gracias a esta difusión, se pretende dinamizar la actividad turística y cultural de esta comarca del Alt Empordà.

Como labor más destacada del Ecomuseu-Farinera, está la conservación de la fábrica de harinas. Inicialmente un antiguo molino harinero que se transformó en harinera a finales del s. XIX y que en 1998 se inauguró como museo.

Además también gestiona la conservación del patrimonio natural, de el “Rec del Molí”. Un canal de agua de origen medieval de unos 5 km de recorrido, que se extiende, entre la esclusa de Vilanova de la Muga hasta la Farinera. Mediante la utilización de unas pequeñas construcciones dotadas de compuertas, conocidas popularmente como “boixes”, el agua riega los campos y huertos que se encuentra a su paso, mostrándonos unos bellos paisajes.

Finalmente el canal bordea Castelló d’Empúries, una vez allí, utiliza el antiguo foso de la muralla medieval para conducir el agua hasta la balsa de la Farinera, y la velocidad del salto de agua existente posibilita que la turbina Francis, de 1905, instalada por la casa Planas i Flaquer de Girona, genere la energía mecánica suficiente para hacer funcionar toda la fábrica. Esa energía mecánica también se utilizó para el primer alumbrado de las calles.

Parte del agua que salía de la Farinera, se conducía a una planta potabilizadora, donde se transformaba en agua apta para el consumo, otra parte abastecía al abrevadero y al lavadero público, punto destacado del municipio que recibe el mismo nombre de “Rec del Molí”

El Ayuntamiento adquirió el edificio junto con el canal en 1995 para convertirlo en un ecomuseo. Y desde 1997 forma parte de los museos del Sistema del Museo de la Ciencia y la Técnica de Cataluña. Una agrupación de museos que explican la industrialización de Cataluña como importante hecho histórico.

En nuestra visita al museo, observaremos el método de fabricación de harina astrohúngaro, inventado en Budapest en 1937, que introducía grandes ventajas en comparación con el laborioso método tradicional. Y entre las donaciones recibidas, con las que el Ecomuseu-Farinera ha ido ampliando su catálogo y fondo, encontraremos aperos de labranza y herramientas que se utilizaban entonces en los oficios tradicionales de la época.
Gracias a la financiación de las diferentes instituciones del municipio y comarca, a la que se suman las aportaciones de Fondos Europeos de Desarrollo Regional, Diputación de Girona, Fundació La Caixa, Departamento de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Catalunya, se ha conseguido realizar la rehabilitación arquitectónica de la fábrica; fachadas, nuevas salas de exposición y de servicios, taller, tienda, recepción o la sala polivalente, que lo ha convertido en “museo industrial”.

Muchas son las actividades que se realizan en el Ecomuseu-Farinera, como :

  • la feria del pan que se viene organizando desde 1998
  • desde el año 2008 , colabora en el proyecto de “Elaboración de pan de la Tramontana” un pan artesanal elaborado con trigos del Parque Natural de Els Aiguamolls de l’Empordà
  • está también previsto crear itinerarios del “Rec del Molí” de gran valor paisajístico, donde se muestre la buena utilización de los recursos que el hombre ha hecho de la naturaleza.

Os recomendamos visitar el Ecomuseu-Farinera, y ampliar vuestra visita al interesante y bonito municipio de Castelló d’ Empúries.

Deja una Respuesta