La emblemática Plaza de Armas del Castillo de Calonge vuelve a ser el escenario del Festival de Música de Calonge – Interludi que tendrá lugar entre el 25 julio y el 15 de agosto.

El festival más antiguo de la Costa Brava se inició en 1968 y lleva 48 años haciendo las delicias de los espectadores. Sin embargo, la denominación de Interludi le vino hace tres años, junto a los principales cambios que esto conllevó. En primer lugar, se ampliaron los géneros musicales y los estilos programados; en segundo lugar, se quiso extender el festival a una franja de público más amplia; y por último, se combinó la música con gastronomía y enología.

Parece ser que se han conseguido los objetivos y además con un éxito rotundo. La afluencia de espectadores es una de las mayores en los festivales de la zona año tras año, y su cartel apuesta por música de la tierra, artistas catalanes de calidad.

Cuatro noches de verano y siete conciertos son las dos cifras que se nos han de quedar grabadas. La programación da el pistoletazo de salida con uno de los grandes, Raimon. El cantautor es el cabeza de cartel del Interludi 2015, actuando el próximo día 25 de julio a las 22:30 horas y evocando otros tiempos a los asistentes, al mismo tiempo que presenta sus temas más recientes del disco Rellotge d’Emocions (2011).

Temas en francés y catalán de la mano de Anna Roig i L’ombre de ton chien serán los que sonarán el 1 de agosto, trayendo sobre los escenarios un estilo propio, mucha personalidad y sobretodo aire fresco para las calurosas noches veraniegas de la Costa Brava. Acto seguido subirá a los escenarios Joana Serrat, la cantautora de Vic que trae consigo su estilo folk de raíces americanas con gotas de jazz y pop. Un concierto intimista en inglés y catalán.

Tan solo una semana más tarde, el 8 de agosto, se podrá disfrutar de tres conciertos seguidos, empezando a las 22 horas Pau Vallvé, el músico y compositor barcelonés que lleva activo desde hace 18 años y que presentará su última creación autoeditada, “Pels dies bons” (Por los días buenos). Esa misma noche se contará con la presencia de Maika Makovski, la mallorquina de raíces andaluzas y macedonias que lleva desde los 12 años escribiendo canciones y sigue 20 años después deleitando con su estilo y su calidad musical. Para finalizar la velada tenemos a Mazoni, artista venido directamente de la Bisbal de l’Empordà y que ha pasado por varios estilos hasta encontrar sus sonidos más personales.

El 15 de agosto se ofrecerá al público el postre del festival. Y nunca mejor dicho, porque es esa precisa noche en la que música y gastronomía se dan la mano en la denominada noche “Postres de Músicos”. Un concierto que seguro va a ser emblemático gracias a la combinación de los temas pop de la Interludi Band (formada por Xavi Lloses, Maria Rodés, Nico Roig, Oriol Roca, y David Soler) y las degustaciones del chef del Hotel Casamar de Llafranc, Quim Casellas. Un espectáculo apto para todos los públicos (y todos los sentidos).

La compra de entradas se realiza a través de la conocida web Atrápalo. Los precios oscilan entre los 15 y los 25 euros, en función de la noche elegida y de los artistas que actúen.

El festival Interludi es, sin duda alguna, la oportunidad directa de formar parte de un espectáculo consolidado y fresco a la vez, lleno de emociones y sensaciones que van a dejarnos muy buen sabor de boca al acabar las vacaciones de verano.

Deja una Respuesta