L’Espai del Peix de Palamós acaba de inaugurar la exposición itinerante “Els paisatges a la taula” (los paisajes en la mesa), organizada por la Xarxa de Museus de Etnologia y liderada por el Museu de Historia de Cataluña, que pretende mostrar la evolución de la gastronomía catalana a lo largo de su historia teniendo en cuenta la influencia de la globalización.

Tal y como dijo el escritor de Palafrugell Josep Plà, “La cuina d’un país és el seu paisatge posat a la cassola” (La cocina de un país es su paisaje dentro de la cazuela), razón tenía cuando las mesas eran el reflejo de los productos cosechados en tierras locales, dentro del mismo territorio.  Pero las consecuencias provocadas por la globalización; aumento de las importanciones en momentos en que las cosechas anuales no podían cubrir las necesidades, la incorporación de la nuevas tecnologías en los métodos de producción, o la influencia de las diferentes costumbres de otras zonas geogràficas, han provocado unas alteraciones en la cocina catalana y en su hábito de consumo, que necesitan ser estudiadas y que serán objeto de esta exposición.

El estudio está basado en cinco ámbitos, el primero “Del paisaje a la mesa” explica cómo es nuestro territorio, qué se produce en él y de qué forma llega hasta nuestros platos. El segundo, “los cultivos mediterráneos”, muestran el nexo que comparten cocinas y mesas en Cataluña tanto en sus productos como en su elaboración.

Cocinar” es el ámbito en el que se recoge la diversidad de formas de elaboración vinculada a la zona geogràfica, “Comer” quiere dar respuesta a la forma en que comemos, cómo y cuando lo hacemos, costumbres que se han visto alteradas por los cambios en el mundo laboral y las distintas formas de ocio. Y en la última sección “Elaborar, conservar y comercializar”, se reflexiona sobre la adaptación de nuevas formas de consumo, junto con la obligación de generar una oferta más variada y amplia, además de reconstruir los canales comerciales apostando por los productos de elaboración artesanal, haciendo uso de las protecciones geográficas y denominaciones de origen.

En “Els paisatges a la taula” también se menciona las iniciativas de caracter medioambiental que se han incorporado recientemente en los ciclos productivos, con la intención de respetar y conservar el patrimonio biológico del territorio, además de colaborar en su distribución por medio del comercio de proximidad.

El documental que se emite como conclusión de la exposición, está basado en las conversaciones recogidas entre los elaboradores y pescadores, que proponen formas de frenar la globalización, apostando por la motivación de los productores, recuperando la calidad alimentaria enriqueciendo así la mesa de la cocina catalana, difundiendo el patrimonio agrario pero sin dejar de lado la necesidad de respetar la biodiversidad marina y biológica.

La mostra “Els paisatges a la taula” se podrá visitar en el Museu de la Pesca de Palamós hasta el próximo 17 de julio 2016.

También te puede interesar ...

Museos de la Costa Brava
Nos adentramos en el Museo de la Pesca de Palamós

También puedes completar tu visita al Museo de la Pesca de Palamós disfrutando de increíbles playas cercanas (pulsa en la ficha para ver galería de imágenes y previsión meteorológica …

Comparte la exposición "Els paisatges a la taula" en tus redes sociales ...

Deja una Respuesta