La Fundació Josep Pla nos presenta, desde el 1 de julio, una interesante exposición, “Professors de Solitud”, que permite conocer la vida en el litoral del Empordà a principios del siglo XX y hasta el período de posguerra, uniendo la visión de dos figuras carismáticas, el fotógrafo Josep Esquirol y el escritor Josep Pla.

* Josep Esquirol fue un fotógrafo catalán (Barcelona, 1874 – L’Escala, 1931) que documentó la vida de la época en L’Escala y otros pueblos del Empordà, siendo una de sus series más destacadas la de los Caps d’Estudi, retratos de viejos lobos de mar, realizada a finales del siglo XIX.

* Josep Pla (Palafrugell, 1897 – Llofríu, 1981), fue un escritor y periodista con una original y extensa obra literaria. Esencial en la modernización de la lengua catalana y en la divulgación de las costumbres y tradiciones locales. La suma de sus artículos de opinión, crónicas periodísticas y reportajes sociales, le han convertido en el prosista más importante de la literatura catalana contemporánea.

La exposición. Professors de Solitud

Suponemos que Josep Pla y Josep Esquirol no se conocieron porque no vivieron en l’Escala durante la misma época. De todas maneras, a pesar de que la coincidencia en el tiempo no es exacta, creemos que no tenía que haber mucho diferencia entre el paisaje y la gente de l’Escala de los primeros años del siglo XX que retrata Josep Esquirol, y la que conoce Josep Pla durante los años 40 del mismo siglo, en plena posguerra.

* fotografía perteneciente a la exposición realizada por Josep Esquirol

Los textos de Pla que acompañan las fotografías de Josep Esquirol son de procedencia diversa. Están publicados en diferentes volúmenes de su Obra Completa: El quadern gris (OC I), Tres guies (OC XXX), El meu país (OC VII) … y sobre todo, Aigua de mar (OC II) , libro en el cual reunió narraciones de temática marinera y dónde describe magistralmente la forma de vida de los pescadores de la costa del Empordà y sus familias.

A partir de las imágenes de Josep Esquirol se amplía el abanico temático que permite cotejarlos: los embates de una climatología nada benigna, el interés por los primeros trabajos de arqueología en el yacimiento de Empúries, la navegación utilizando vela latina, las diferentes artes de pesca, los pescadores y sus excelentes retratos, la salazón de la anchoa y la sardina, y la vida en la villa o la del labrador, de l’Escala.

Sin duda una exposición recomendada, para conocer y disfrutar el Empordà, de la mano de dos cicerone de excepción Josep Esquirol y Josep Pla ¡No te la pierdas!

Aprovecha tu visita a Palafrugell ...

También te puede interesar...

Playa de Cala Predosa

Las mejores playas y calas de Platja d’Aro

El municipio de Platja d’Aro, uno de los principales núcleos turísticos de la Costa Brava, tiene todo lo necesario para garantizar diversión y calidad de servicio en nuestras escapadas de fin de semana y las esperadas vacaciones. Uno de sus...
Continuar
Cala Vigatá

Zona marina del bioconocimiento de Sant Feliu de Guíxols

Sant Feliu de Guíxols dispone de enclaves que son auténticos paraísos para los submarinistas y que ahora se verán favorecidos con la creación de dos nuevas Zonas Marinas para el Bioconocimiento. Estas demarcaciones recibirán un cuidado especial, gestionadas por el...
Continuar
S'Alguer - Las Barracas de pescadores de la Costa Brava, un patrimonio marítimo y pesquero

Las barracas de pescadores de la Costa Brava, un patrimonio marítimo y pesquero

Las barracas de pescadores o “botigues” forman parte del Inventario del patrimonio marítimo y pesquero de la Costa Brava, son el testimonio de una relación entre el ser humano y el mar, patrimonio cultural expresado en forma de espacios y...
Continuar

Comparte la exposición "Professors de Solitud" de la Fundació Josep Pla en tus redes sociales...

Deja una Respuesta