Encontramos el Faro del Port de la Selva o Faro de la Punta de s’Arenella, a una altura de 22 metros sobre el mar, en el pequeño cabo que le da nombre, vigilando la entrada al final de la bahía del Port de la Selva, exactamente a una milla al noroeste.

En una zona dominada por vientos de “llevant”, “tramuntana” y “mestral”, que complican mucho la navegación, un faro suponía muchas veces la única herramienta para escapar de los acantilados abruptos que encontramos en la zona de la península del cabo de Creus, especialmente para las embarcaciones que procedían del norte.

Fue inaugurado el 16 de noviembre de 1913. Tras buscar el mejor emplazamiento para dar servicio a las embarcaciones de la mar d’Amunt del cabo de Creus, por iniciativa de la Sociedad de Salvamentos de Náufragos de Girona, su construcción se encargó a la empresa francesa Barbier, Benard i Turenne. La estructura y equipamiento actual deriva de su última reforma en 1981, especialmente lo referido a su equipamiento lumínico eléctrico y reserva de gas.

* pulsa en la imagen para ampliar

Este faro es peculiar por varias razones. Es el primer faro de la Costa Brava en dirección de norte a sur y punto geodésico registrado por el Instituto Geográfico, pero además, su diseño se utilizó de nuevo para construir el Faro de Tossa dos años más tarde.

Con un alcance lumínico de 12 millas náuticas, podemos distinguir su señal al estar dispuesta en destellos cada 5 segundos. Su numeración nacional es 31780, la internacional E-0488 y su emplazamiento exacto es 42º 21,1’ N – 03º 11,2’ E.

Además de su importancia como faro, se trata de una visita muy frecuentada por las excelentes vistas y su fácil acceso, ya sea en vehículo (dispone cerca de una amplia zona de aparcamiento) o siguiendo el camino de ronda. Sin duda una excursión que recomendamos en cualquier visita a la zona.

Otros faros de la Costa Brava ...

Cerca de este faro también te puede interesar ...

Comparte el Faro del Port de la Selva en tus redes sociales ...

Deja una Respuesta