Iolanda Bustos es una cocinera singular. La chef gerundense se enmarca en lo que denominamos cocineros recolectores, aquellos profesionales de la cocina que utilizan todo lo que encuentran en la naturaleza (plantas y flores) como ingredientes para sus platos. Acompañada siempre de botánicos, va dos o tres días a la semana a recolectar ingredientes para sus platos.

Lejos de lo que en un primer momento puede parecer, su cocina no es vegana ni vegetariana, ni mucho menos. Las flores y hierbas complementan carnes y pescados con sus sabores y olores tan peculiares. Una combinación que, a primera vista, nos puede resultar extraña, pero que una vez probamos, provoca unas sensaciones sin igual. Si lo pruebas, repites.

Iolanda Bustos se ha convertido en un particular símbolo de la región de Gerona. Y es que ella misma intenta, en cada plato, representar su territorio a través de sus flores. Gracias a la gran variedad de paisajes gerundenses puede conseguir hierbas y flores del mar o de la montaña. Todos sabemos que la belleza geográfica de la zona es una delicia para los sentidos. Y el del gusto no podía ser menos.

Su pasión por las flores y su uso en la cocina empezó cuando era pequeña, ya que su familia solía llevar a cabo esta práctica. La diferencia es que ellos lo hacían con motivos medicinales. Ella se autodefine como una chica de campo y romántica, una combinación perfecta para el uso de las flores como elemento principal de su gastronomía.

En lugar de pimienta usa capuchina, que tiene un sabor similar. Con las rosas se pueden preparar dulces. La caléndula es perfecta para aromatizar bebidas. La coqueta se come cruda en las ensaladas. Las posibilidades de las flores en la cocina son infinitas, y Bustos lo sabe muy bien. El objetivo de la cocinera es que las personas amen a la naturaleza a través de sus sabores.

Es por ello que un buen día del año 2009 decidió abrir su propio restaurante, La Calèndula, en la misma capital gerundense. El restaurante, especializado –como no- en la cocina de flores, cerró sus puertas el pasado mayo. Pero no fue un cierre definitivo, sino un traslado al municipio de Regencós motivado por razones familiares de la chef catalana.

A pesar de que el restaurante abrió sus puertas en los inicios de la crisis, su éxito ha sido rotundo. Después de seis años el restaurante y la chef se han convertido en referentes culinarios de la zona. Actualmente se ubica en el Hotel del Teatro de Regencós, en pleno corazón de la Costa Brava. Se puede reservar mesa desde Semana Santa hasta finales de octubre, y durante los meses de noviembre y diciembre se abrirá los fines de semana. Las reservas se pueden hacer directamente desde su página web.

Frutos silvestres, flores y hierbas que creíamos de uso exclusivamente medicinal. El restaurante La Calèndula ofrece a sus comensales una variopinta gama de platos llenos de colores, sabores y olores. El perfecto lugar para los amantes de la cocina más innovadora a la par que tradicional. Asimismo, el restaurante cuenta con una vinoteca con una cuidada selección de vinos locales y del país, y es un espacio que invita a la relajación y evoca elegancia, invitando al disfrute de la comida.

Acércate a La Calèndula y rompe con los mitos y las barreras que nos ponemos nosotros mismos y la sociedad. Descubre a qué saben las flores con la exquisita cocina de Iolanda Bustos. Una delicia para el paladar.

Otros restaurantes recomendados en la guía secreta...

Previous
Next

Restaurante Casa Juanita en Begur – guía secreta de la Costa Brava

En el precioso pueblo de Begur, podemos disfrutar del Restaurante Casa Juanita. Al igual que su nombre es un sitio...

L’hort del Rector en Monells – guía secreta de la Costa Brava

Hay pocos pescados que ofrezcan las posibilidades creativas del bacalao tanto en la cocina tradicional como en la moderna. Desde...

Restaurant L’Arc en Palafrugell – guía secreta de la Costa Brava

En el centro de Palafrugell, casi escondido a simple vista, pero junto a la plaça Nova del pueblo, exactamente en...

Restaurante la Candelaria en Peratallada, su cocina y decoración no te dejarán indiferente

Encontrarás el restaurante La Candelaria, en una de las calles empedradas del bonito pueblo empordanés de Peratallada, de arquitectura medieval,...

Comparte el Restaurante La Caléndula en tus redes sociales...

Deja una Respuesta