Hasta el 18 de febrero podremos disfrutar de una nueva edición, y ya van cuatro, de las Jornades gastronòmiques de la tòfona (Jornadas de la Trufa) en Pals. 20 platos donde está presente la trufa, gracias a los chefs de los restaurantes a Punta, Sol Blanc y Es Portal Hotel Gastronómic, 20 recomendaciones, evitando presentar un menú cerrado para conseguir una mayor adaptación a todo tipo de comensales.

El objetivo es claro, facilitar el acceso del público a este producto único, así como relacionar a los productores y cocineros para conseguir una mayor difusión del uso de este ingrediente delicioso.

La “tòfona” o Tuber melanosportum, también conocida como trufa Perigord, es un hongo que se cría bajo tierra, de cuerpo carnoso y compacto, es de color negruzco o gris con tonos violáceos, forma irregular, piel muy fina y destaca sobretodo por su olor y sabor intenso, motivo por el que es muy apreciada en la gastronomía.

La temporada de la “tòfona” silvestre en Cataluña, una de la más apreciadas, ha sido muy penalizada con una producción muy inferior, en comparación con otros años, debido principalmente a las condiciones meteorológicas poco favorables y al aumento del número de jabalíes. Esta menor producción se hace más evidente al ser el pasado 2015 considerado como el mejor de los últimos 40 años

Su desarrollo es todavía hoy un pequeño misterio, se cree que los factores que influyen en su reproducción son el hábitat, el clima, la cantidad de lluvia recibida durante su crecimiento y, sobretodo, el árbol al cual estuvo adherida. Crecen en lugares donde anteriormente existían viñas, olivos o en terrenos de encinas.

Su valor económico también es elevado, debido a los costes que tiene su recolección, se suelen utilizar perros adiestrados en su olfato, como la raza Parson Russell Terrier, considerados unos especialistas.

En la cocina podemos degustarla cruda o cocida, laminada, en tacos, en “picada” o en forma de jugo. Las salsas que resultan de su elaboración, como la salsa “Perigord”, son ideales para acompañar carnes y pasta, pero además suelen utilizarse también en la elaboración de embutidos y foie gras.

La “tòfona” (trufa negra) es además muy delicada. Pueden conservarse, siempre en recipientes que les permitan respirar, durante 2 semanas en frigorífico y casi 10 meses congeladas.

Los chefs de los tres restaurantes que organizan las “IV Jornadas gastronómicas de la Tòfona de Pals”, destacan el particular y apreciado aroma, textura y sabor que este producto ofrece a sus platos.

¡Una delicia! pero recuerda, las IV Jornades Gastronomicas de la Tòfona de Pals, se celebrarán sólo hasta el 18 de febrero, ¡corre y reserva ya tu mesa!

También te puede interesar ...

Iolanda Bustos, la cocinera de las flores . Restaurante La Calèndula

Iolanda Bustos es una cocinera singular. La chef gerundense se enmarca en lo que denominamos cocineros recolectores, aquellos profesionales de la cocina que utilizan todo lo que encuentran en la naturaleza (plantas y flores) como ingredientes para sus platos. Acompañada...
Continuar

Restaurante la Candelaria en Peratallada, su cocina y decoración no te dejarán indiferente

Encontrarás el restaurante La Candelaria, en una de las calles empedradas del bonito pueblo empordanés de Peratallada, de arquitectura medieval, declarado conjunto histórico artístico y bien cultural de interés nacional, un escenario perfecto para ubicar uno de los restaurantes con...
Continuar

6ª edición de “La Cuina del Bacallà de Tossa de Mar”

Llega la 6º edición de "La Cuina del Bacallà a Tossa de Mar”, la campaña gastronómica que tiene como principal ingrediente el bacalao, uno de los alimentos más tradicionales y versátiles de la cocina, que se convierte en el protagonista...
Continuar

Comparte las IV Jornades gastronòmiques de la tòfona en tus redes sociales...

Deja una Respuesta