En diversos puntos de la Costa Brava es famosa la tradición de escenificar pasajes de la vida de Jesús durante Semana Santa, mención especial merece “La Passió” de Sant Climent que se realiza desde hace cuatro décadas, en la localidad gerundense de Sant Climent Sescebes, municipio de l’ Alt Empordà, muy próximo a La Jonquera y situado en plena Sierra de la Albera.

Como viene sucediendo desde mediados de los años 70, el domingo de Ramos, el Viernes Santo, y el Domingo de Pascua o Resurrección, en esta localidad de poco más de 500 habitantes, más de cien personas entre actores y técnicos de escenario, participan en la escenificación teatral de “La Passió” .

Fue en 1975, con la llegada de un nuevo rector a Sant Climent Sescebes, mossèn Josep Barcons, que con la intención de impulsar la cultura religiosa entre los jóvenes, propone la representación del Pesebre Viviente, cuyo gran éxito se extiende a la primera escenificación de La Passió de Crist.

El escenario es muy especial, l’Horta d’En Cusí, un espacio natural al aire libre que añade un espectacular realismo a las escenas del Evangelio que narran la vida, el calvario y la resurrección de Cristo.

L’Horta d’en Cusí és un edificio que forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña, que consta de un conjunto de cinco terrazas dispuestas en diversos niveles, y que está situado a las afueras de la localidad, a unos 600 metros, muy próximo a la Riera d’Anyet.

En él se vive con gran realismo las diferentes escenas, como la del Calvario, que se sitúa en el punto más elevado de la finca, donde el aire azota con más fuerza, con lo que se consigue unas impactantes imágenes de dureza y crueldad que no podríamos vivir en el escenario de un teatro, además de que la acústica del lugar es excelente.

El guión se renueva cada año para ofrecer novedades en la puesta en escena y aumentar su espectacularidad, pero además, también son muchas las anécdotas sucedidas, como la ocurrida en 1988 durante la escena de la Ultima Cena, en la que se rompió el banco donde estaban sentados Jesús con los doce Apóstoles y cayeron literalmente de culo.

Efectos de magia, levitaciones, selecta música de Wagner y fragmentos de cine, sumados con efectos de luz y color, convierten a La Passió de Sant Climent Sescebes en un espectáculo muy recomendable.

Toma nota de las fechas en las que podremos ver estas escenificaciones, serán los días 20, 25 y 27 de marzo a las 17:30h.

* pulsa en la imagen para ampliar

Otras representaciones importantes e la Costa Brava, Sant Hilari de Sacalm, Vía Crucis de Vergés, ...

Pero este no es el único espectáculo religioso que se vive en Semana Santa en la Costa Brava y que cuenta con la participación como actores de los habitantes del municipio, otros igualmente importantes son el Vía Crucis Viviente de Castelló d’ Empúries, que se lleva a cabo el Viernes Santo con un recorrido por las calles del centro histórico de la localidad y cuya escena final tiene lugar bajo el retablo de alabastro de Beuda del s. XV , en la Basílica de Santa María de Castelló d’ Empúries, también conocida como la Catedral de l’ Empordà , considerada el monumento religioso más importante en tierras gerundenses, tan sólo superada por la Catedral de Girona.  La cita de este año será el viernes 25 de marzo a las 19:30h.

No podemos olvidar El Vía Crucis Viviente de Sant Hilari Sacalm que comienza con el Juicio de Poncio Pilato en la plaza de la Iglesia y que a ritmo de tambores avanza lentamente completando su recorrido por las calles hasta las afueras del pueblo donde se escenifica la Crucifixión de Cristo.

La Procesión de los Dolores, cuyos pasos o misterios reflejan los dolores que sufrió María al conocer el fatal destino de su hijo, se celebra el viernes previo al Domingo de Ramos, en varias localidades de Girona como Amer, Banyoles o Besalú, esta última de especial belleza gracias a contar con un magnífico escenario medieval de su puente, calles y edificios.

Vergés, una localidad del Baix Empordà, vive también el jueves santo una actuación doble; la primera es la representación teatral de diversos actos sobre un escenario de la Plaza Mayor, del que hay que comprar entrada, basado en los tres últimos años de la vida pública de Jesús, que continua con la procesión del Vía Crucis de Vergés por las calles de la población, para acabar con la sorprendente Dansa de la Mort ( danza de la muerte), cuya tradición originaria en la época medieval ha sobrevivido al paso del tiempo. Este baile lo conforman 5 esqueletos, dos adultos, la Daga y la Bandera, y tres pequeños dos de los cuales sostienen un plato con cenizas y el último representa un reloj sin agujas.

El sentido de la danza nos indica que la Muerte no perdona a nadie simbolizando el sentido general con la bandera, nos sesga la vida con la Daga, y nos recuerda que a cualquier hora, el reloj sin agujas, acabará convirtiéndonos en ceniza, de ahí los platillos.

Como veis, muchas son las propuestas de carácter religioso que las poblaciones gerundenses celebran estos días de Semana Santa, podéis seguir informados consultando nuestra agenda.

También te puede interesar ...

Comparte esta noticia en tus redes sociales ...

Deja una Respuesta