Descubre las mejores calas y playas nudistas de la Costa Brava

A pesar de que es algo legal en cualquier lugar público de España, el naturismo o nudismo no es una práctica tan frecuente como en otros países. Aun así, es una práctica que cada vez tiene más simpatizantes y que se va extendiendo poco a poco por toda la costa nacional.

Ya hemos hablado anteriormente de la calidad de las playas de Girona, una provincia en la que ondean más de 30 banderas azules. Esto se debe al cuidado y limpieza de las playas, la preocupación por el medio ambiente, la calidad del agua y muchos otros puntos que hacen que estas playas sean de categoría superior.

Este hecho, sumado a la fabulosa ubicación geográfica, hace de Girona un destino de costa por excelencia. Su clima, agradable y suave, hace las delicias de los amantes de la playa, y por ende, se convierte en el perfecto escenario para calas y playas nudistas.

A continuación vamos a repasar algunas de estas playas. Cabe destacar que el naturismo es legal en cualquier playa, pero que las recogidas a continuación son frecuentadas por nudistas de forma más o menos frecuente …
Empezando por La Selva, tenemos la parte norte de la Cala Boadella, una cala tranquila de arena fina algo concurrida, y la Cala Figuera, ambas en Lloret de Mar. La Cala d’En Carles, en la parte más cercana de Tossa de Mar con Santa María de Llorell, y Sa Futadera, una de las más bonitas por estar rodeada de acantilados y que, gracias a su difícil acceso, la hacen un paraíso casi virgen.

Pasamos al Baix Empordà y ya en Santa Cristina d’Aro encontramos la Cala Vallpresona, a un par de kilómetros del camping Pola, y la Cala del Senyor Ramon, en la urbanización Rosamar, a camino entre Tossa y Sant Feliu de Guíxols. Palamós es conocida por las pequeñas calas que serpentean la costa, destacando como nudistas la Cala Bona, pequeña y muy tranquila, y la Cala Estreta, perfecta para relajarse. Además aquí se puede encontrar el camping naturista Relax-Nat. Sin salir de la comarca tenemos al sur de la playa del Racó, la playa de l’Illa Roja, en Begur, y la zona de El Daro, en la playa de Pals.

Y acabamos con el Alt Empordà, una zona con mucha variedad naturista. En la parte sur de la desembocadura del río Fluvià, tenemos la playa de la Gola, en Sant Pere Pescador, un paraje también casi virgen, y la Playa de Can Comes, en Castelló d’Empúries.

En Rosas destaca la Cala Murtra, una cala de arena y piedras alejada del turismo masivo y que solo los pocos que la conocen pueden disfrutarla. En el municipio de Cadaqués hay cuatro calas naturistas: Cala Nans, con un faro restaurado del 1874, Cala s’Alqueria Gran, Cala Jugadora y Cala Fredosa. Por último tenemos Cala Burró, entre Llançà y Colera, y otro camping naturista, el Mas Pericot, ubicado cerca de Capis y Maçanet de Cabrenys, que aunque no está en la playa, puede ser un destino interesante para naturistas.

La práctica del naturismo o nudismo es una filosofía y forma de vida que ha ido proliferando con el paso de los años. Según sus bases, la finalidad del naturismo es “favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente”.

Una vez más, la Costa Brava se presenta como una oportunidad y destino turístico para otro segmento de la población. La diversidad de opciones, paisajes y actividades dirigidas a todo tipo de público hacen de la zona un paraje ideal de vacaciones y tiempo libre.

También te recomendamos ...

Playas Bandera Azul 2015 Costa Brava - Girona

Ocho campings de Girona premiados entre los mejores de Europa

Deja una Respuesta