De un total de 458 proyectos, fueron 16 los que finalmente optaban a los Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo de este año 2015. Los finalistas fueron obras realizadas en España y Portugal, aunque había una categoría especial para proyectos edificados en el extranjero pero todos ellos con proyección española y/o portuguesa.

El FAD (Foment de les Arts i el Disseny – Fomento de las Artes y el Diseño) es una asociación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal el de la promoción de la arquitectura y el diseño dentro de la vida económica y cultural del país. Son, a su vez, los organizadores de los premios FAD, los más importantes dentro de las distintas disciplinas arquitectónicas y de diseño de toda la Península Inérica y las islas.

La Casa Bastida de Begur, en Girona, junto al Ozadi Tavira Hotel del Algarve (Portugal), ha sido distinguida con el Premio FAD de Arquitectura 2015. La obra catalana fue proyectada por Elisabet Capdeferro y Ramon Bosch, gerundenses que ya habían sido mencionados en los prestigosos premios Mies van de Rohe por la Casa Collage en la judería de Gerona.

El jurado ha valorado a la Casa Bastida como una “grandísima mejora de integración de la edificación preexistente en el privilegiado entorno en el que se encuentra. Los límites entre construcción y naturaleza quedan desdibujados por medio de livianos elementos de soporte de vegetación que, además de aumentar la intimidad, dan protección solar y mejoran la relación entre espacio interior y exterior”.

Esta obra también tuvo una mención especial en los Premios de Arquitectura de la Comarca de Gerona 2015. Y es que promueve la innovación y sostenibilidad a través de la rehabilitación y la reforma de los edificios. Antiguamente, la Casa Bastida había sido una residencia de verano que funcionaba como casa de venta de parcelas en los años 50. Las parcelas que se vendían eran las pertenecientes a la urbanización ubicada encima de la playa de Sa Riera.

Bosch.Capdeferro Arquitectes” con despacho en la misma ciudad de Girona, tiene entre sus obras realizadas el de la Escola Feixa, la Casa Porxo, la Escola Porxo, las Cases Pati o el Pont de la Llum. A su vez, tienen múltiples proyectos en marcha, como el Carrer Plaça, el Hotel Xarnera, la Matrioixca o el Consultori Membrana, entre otros tantos. Los autores de la obra han recibido el galardón como “un honor muy grande y una responsabilidad enorme”.

Según palabras de Elisabet Capdeferro, algunos de los mayores retos de este edificio eran la salubridad del mar, las conexiones arbitrarias que tenía la construcción y la integración de todo en el paisaje que lo envuelve. En la Casa Bastida no hace falta el aire acondicionado, ya que se aprovecha la brisa marina y un porche abierto al mar.

Materiales típicos y tradicionales de la Costa Brava, como es la cerámica de la Bisbal o las cuerdas de pescadores, son los que han hecho posible la creación que vemos a día de hoy y que ha sido galardonada con el FAD de Arquitectura 2015.

Otros premios del concurso han sido el Premio FAD de Interiorismo para la Biblioteca de Sao Paulo de Apelaçao (Portugal); el premio FAD de Ciudad y Paisaje para el centro histórico de Vitoria-Gasteiz, gracias a sus mejoras de accesibilidad; y el premio a Intervenciones Efímeras ha recaído en las “Lágrimas de Santa Eulalia”, un grupo de lámparas situadas en la plaza del Rei de Barcelona. EL premio FAD Internacional ha sido para las “253 viviendas en Ivry-Sur-Seine” de los catalanes Miquel Lacasta y Marc Chalamanch.

+ información en la web oficial de Bosch.Capdeferro Arquitectes

Deja una Respuesta