La Costa Brava tendrá siete nuevas Vías Bravas este verano. Dos nuevos tramos en Lloret de Mar y Llançà, más los de Colera, Portbou, L’Estartit, Cadaqués y Pals se unirán a los 16 canales ya existentes en el litoral gerundense. Con esta ampliación serán 19 los kilometros de itinerarios marinos para disfrutar y explorar la Costa Brava desde el mar.

Las Vías Bravas nacieron el año 2014 a partir de una iniciativa público-privada impulsada por el Patronat de Turisme de la Costa Brava, la Diputació de Girona, la empresa TechnojetSwim y el nadador Miquel Suñer–. Son unas rutas acuáticas paralelas a los caminos de ronda de la Costa Brava pensadas para fomentar la natación y la exploración submarina. Los itinerarios están marcados con balizas y cuentan con paneles informativos que indican el nivel de dificultad, la longitud y anchura y las características de la fauna y flora marina.

La iniciativa llega a su segundo año de vida con un salto de calidad. El impulsor del proyecto, Miquel Suñer, destaca que a partir de ahora las Vías Bravas pasaran por el Parque Natural del Montgrí, las islas Medas y el Baix Ter. “Esto quiere decir que cualquier nadador podrá disfrutar de una de las reservas de flora y fauna marina más importantes del Mediterráneo occidental”.

Además, con el objetivo de atraer a más gente y concienciar sobre un uso saludable y respetuoso del mar, los impulsores han organizado para este verano un centenar de actividades de dinamización en cada una de las vías. Dichas sesiones estarán dirigidas por monitores cualificados y consistirán en la iniciación a la natación de aguas abiertas, prácticas de snorkeling –buceo a nivel de superficie– o la promoción de encuentros para nadar en grupo.

Aunque el público que quiere atraer las Vías Bravas es heterogéneo, muchas de sus actividades están enfocadas a la práctica del deporte tanto amateur como profesional. El proyecto también cuenta con diferentes convenios de colaboración con diferentes entidades e instituciones del territorio. Una de ellas es la Universidad de Girona, que ofrecerá un curso de introducción a la natación en aguas abiertas y de inmersión ligera. Por su parte la entidad Xatrac de Lloret de Mar, dedicada al estudio del medio natural, inaugurará el primer campo de trabajo dedicado al medio marino. En él los participantes, jóvenes de 14 a 16 años, adquirirán conocimientos sobre el mar y participarán en jornadas para la limpieza del fondo marino.

Los organizadores calculan que la red de itinerarios finalizará en 2016 con un total de 25 Vías Bravas. En su primera edición las vías han recibido en general una buena acogida por parte del público. Sin embargo, todavía hay mucho camino por recorrer. Lluís Turon, responsable de TechojetSwim, resalta que “este proyecto requiere de un cambio cultural muy importante y un recorrido en el tiempo para que se consolide”. Así mismo, el director general del Patronat de Turisme, Ramon Ramos, subraya la importancia de crear un producto encarado al turismo que sea diferenciados y ayude a fomentar la movilidad, el deporte y la desestacionalización de la Costa Brava.

+ información en la web oficial de Vies Braves

Deja una Respuesta