El 30 de junio de 1892 iniciaba su primer viaje el ferrocarril que uniría Sant Feliu de Guíxols con Girona, también conocido como “Feliuet”, que este año celebra sus 125 años.
La puesta en funcionamiento de esta nueva línea, jugó un importante papel en el crecimiento económico de los municipios gerundenses por los que transcurría a finales del s.XIX. El tren iniciaba su trayecto en Sant Feliu de Guíxols, pasaba por Castell d’Aro, Santa Cristina d’Aro, Llagostera, Cassà de la Selva, Llambilles y Quart para finalizar su recorrido en la ciudad de Girona.